argelia.jpg
Clima: árido a semiárido, suave, inviernos húmedos con veranos calurosos y secos, a lo largo de la costa, más seco con inviernos fríos y veranos calurosos en las mesetas altas, el siroco es un viento seco, caluroso y cargado de arena, especialmente frecuente en verano

Religión: Musulmanes-Sunni (la religión del estado) 99%, Cristianos y Judíos 1%

Moneda:Dinar algerino

Población:
31.736.053

Idioma:Árabe (lengua oficial), Francés, dialectos de Berber

Sistema de Gobierno:República

Las tierras fértiles del litoral mediterráneo están limitadas al sur por las cadenas montañosas de los Atlas Tellianos y Saharianos, con una zona de mesetas áridas entre ambos. Más al sur se extiende el desierto del Sahara, con un subsuelo rico en petróleo, gas natural e importantes yacimientos de hierro. La variedad de alturas y de climas en el norte posibilita una gran diversidad de cultivos, especialmente del tipo mediterráneo (vid, cítricos, olivo, etc.). La flora y la fauna silvestre se hallan gravemente amenazadas. Más de 30 especies de mamíferos, 8 de reptiles y más de 70 de aves se encuentran en peligro de extinción. La desertificación en el país afecta principalmente las regiones aledañas al Sahara. A esto debe agregarse una fuerte erosión hídrica que constituye un fenómeno muy grave, pues afecta a 45 % de las tierras agrícolas (12 millones de hectáreas).Además hay una fuerte polución de ríos y costa debido a la industria petrolera.

DATOS TURISTICOS DE ARGELIA.

En Argelia se puede hacer de todo. Si lo que a uno le gusta es la aventura nada mejor que explorar el desierto, adentrarse en sus grandes llanuras y reconfortarse en sus bellos oasis. Para hacer este recorrido es imprescindible protegerse la cabeza del sol, llevar reserva de agua y un buen saco de dormir; en algunos casos hay que llevar comida. Si se prefieren las bellas playas y calas solitarias, también Argelia ofrece un amplio litoral donde poder disfrutar del sol. También el amante de la arqueología y del mundo clásico puede disfrutar con las espléndidas ruinas que están repartidas por el país, además de apreciar los bellos paisajes que las montañas ofrecen. Otras posibilidades de entretenimiento son degustar la comida argelina en los variados restaurantes y recorrer los policromados mercados poniendo en práctica el regateo.

Argelia confía en reactivar su turismo