Algunas de las repercusiones políticas de la guerra en el norte del país

“Les puedo decir que espero crear puestos de trabajo. La situación es muy preocupante, especialmente entre los jóvenes”, dijo el alcalde de Dellys, una ciudad que ha sido asotada por la guerra interna.

En Dellys muchos residentes se sumaron a la insurgencia islamista en el decenio de 1990, pero ahora dicen que el terror ha dado paso a un asfixiante aislamiento.

El Presidente argelino Abdelaziz Bouteflika, quien ha supervisado el norte de África y a promovido el retiro del país del caos desde 1999, ha prometido 150 millones de dólares del programa de desarrollo nacional, si es reelegido este mes.
7.jpg

Algunos opositores de peso han surgido para desafiar al político de 72 años de edad Bouteflika, que es ampliamente favorito para ganar en las próximas elecciones, según los sondeos, de ser así llegaría a prorrogar su mandato hasta 2014.

Los críticos dicen que el veterano de la guerra de independencia debe dar paso a una generación más joven con nuevas ideas sobre todo en los reformadores económicos.

Los partidarios dicen que merece la continua confianza de la población por haber puesto a Argelia en el camino hacia la estabilidad.